Amazon Enemigo o Aliado de las Tiendas Online de los Pequeños Comerciantes

0
121

Muchas personas creen y con razón, que las grandes empresas, como por ejemplo grandes superficies, van a acabar con el pequeño empresario o aquellos modelos de negocio algo más cercanos. La verdad, esto no es de extrañar cuando echamos la vista atrás y vemos como la pequeña tienda de ultramarinos tuvo que cerrar debido al nuevo supermercado que abrió en el barrio, como ese supermercado palideció ante la apertura de los centros comerciales y, por último, el temor más reciente de estos, el miedo a sucumbir ante un gigante como Amazon.

Ser una tienda más grande tiene grandes privilegios, como por ejemplo poder ofrecer los bienes a un precio mucho más barato. Debido a que se llega a una mayor cantidad de público y se compra al por mayor, los rappels que tiene sobre compras son mucho más elevados que cualquier comercio pequeño y es precisamente por esto, este pequeño descuento realizado en una gran cantidad de productos, por lo que las pequeñas tiendas tienen algo más complicado el competir. Sin embargo, la situación puede cambiar de forma drástica dependiendo de la política de la empresa y en este caso Amazon, ha tendido la mano al pequeño negocio, veamos cómo.

Beneficios de trabajar con Amazon siendo una tienda pequeña

Amazon no ha llegado el mercado para conquistarlo en su magnitud, sino que, a pesar de haber hecho un hueco bastante grande y contar con una buena parte del nicho del mercado, colabora con pequeñas empresas de las que vende sus productos. En este sentido, si eres un empresario que cuenta con una pequeña tienda online, tienes que tratar de aprovecharte de las ventajas que esto supone, ya que Amazon pone a tu disposición toda su cadena logística, además de su servicio de venta para poderte ayudar a vender tus productos.

Este es un aspecto que se puede comprobar rápidamente cuando entras en la página de Amazon. Cada vez que entras en un producto, puedes encontrar por quien está vendido. De este modo, te encontrarás con una buena cantidad de productos que estarán vendidos y enviados por Amazon, pero, sin embargo, tendrás un desplegable debajo del mismo en donde podrás ver como ese mismo producto, puede ser vendido y enviado por otra compañía, incluso a veces más barato que el propio Amazon. Esta es la posibilidad que ofrece Amazon para trabajar con las pequeñas tiendas, el que tú puedas coger tus productos, colgarlos en la página web de Amazon y gracias a su servicio de Marketplace poderlos vender a los clientes de Amazon.

Amazon enemigo o aliado

Vender productos a través de Amazon

Si analizamos esto fríamente, parece una locura, puesto que es algo a lo que no estamos acostumbrados. El ejemplo más práctico sería como si nosotros fuéramos una tienda local de zapatillas, fuéramos al centro comercial de nuestra ciudad y nos pusiéramos a vender ahí mismo nuestros productos, sin que nadie nos dijera nada, únicamente cobrando una pequeña comisión por ello.

Esto es lo que ofrece Amazon a aquellas tiendas online que quieran vender sus productos a través de su tienda. Evidentemente todo esto, tiene una serie de ventajas. Para empezar, nuestro producto está posicionado en la tienda de Amazon, lo cual implica un alto tráfico de visitas que difícilmente conseguiríamos en nuestra página web por mucho que gastemos en publicidad. Estar en su página web nos permite disfrutar de su servicio para móviles y de todas las características con las que cuenta, como lista de deseos, comentarios de los clientes… es decir, estamos formando parte del soporte de una tienda, sin ser nosotros la propia tienda.

Por otro lado, otra de las ventajas que nos ofrece Amazon, es poder utilizar su logística si queremos por ejemplo almacenar nuestros productos en sus almacenes y que sean ellos los que gestionen el envío. Esto quiere decir que yo perfectamente puedo vender un producto de mi tienda y que sea Amazon quien se encargue de gestionar el envío del artículo. Esto es una gran ventaja sobre todo cuando queremos vender en el extranjero ya que nos permite la posibilidad de evitar unos gastos de envío que, de no ser por Amazon, nos obligarían a encarecer en una gran medida el producto.

Evidentemente, todo esto no es gratuito y tiene un coste, pero desde luego que el coste es mucho más asequible que si lo hiciéramos por nuestra propia cuenta, teniendo en consideración todas las ventajas que obtenemos de trabajar con Amazon. Las ventajas son tantas, que en años como en 2017 Amazon ha cifrado en un 50% la cantidad de productos que ha vendido correspondientes a pequeños negocios.

Se integra desde la tienda online con Prestashop

Para hacer todo este proceso más sencillo, existe la posibilidad de la integración a través de Prestashop en nuestra tienda online. Gracias a un módulo de Amazon, nosotros únicamente tenemos que hacer click en el mismo para que la ficha de nuestro producto se genere de forma automática y aparezca en Amazon. Esto facilita con creces el servicio y hace que podamos disponer de nuestros productos, tanto en nuestra tienda como en la de Amazon, sin perder nada de tiempo en el proceso.

En definitiva, la llegada de Amazon se puede entender como una ventaja para las tiendas online que, en lugar de desaparecer, pueden llegar a potenciar sus ventas de forma considerable. Aprovechar al máximo todas las ventajas que nos ofrece este gigante del comercio, nos puede permitir no solo mejorar las ventas, si no también hacer crecer el negocio gracias al volumen de mercado que podemos llegar a obtener. Conseguir la posibilidad de llegar a nuevos lugares con nuestros productos y disfrutar de otros aspectos como una página web de calidad o unos almacenes enormes sin tenerlos. Entender a Amazon como un aliado en lugar de un enemigo, puede suponer la diferencia entre prosperar en el negocio o cerrar el mismo, no solo por no poder competir de tú a tú contra este gigante, sino porque si otras tiendas online aprovechan esta relación de beneficio mutuo, estaremos perdiendo terreno en relación con ellas.

No hay comentarios

Dejar respuesta