Pop up store, qué es y qué beneficios aporta a mi e-commerce

Pop Up Store qué es y que beneficios aporta a mi e-commerce

En fechas donde las compras se multiplican, probablemente nos hayamos encontrado con varias pop up store. Si aún no les ponemos nombre, tenemos que explicar que las pop up, también conocidas como temporary store, son tiendas efímeras, que duran un tiempo determinado, cuyo fin es el de crear engagement y captar nuevos clientes. En este artículo veremos en profundidad las ventajas de esta estrategia de marketing, además de que haremos un repaso de algunos ejemplos exitosos de tiendas pop up.  

Qué es una pop up store

Como señala el nombre de esta estrategia de marketing en vivo, una tienda pop up aparece de repente, y de la misma forma se va. Gracias a esta temporalidad, es fácil llamar la atención del cliente y animarle a acercarse a la tienda, pues corre el riesgo de que esta desaparezca en unos días. 

Probablemente ya tengamos en mente algunos ejemplos de pop up store con los que nos hemos podido encontrar, pues son muy comunes en centros comerciales. Aunque también son muy frecuentes en festivales y en algunas calles principales de las ciudades, especialmente en fechas en las que aumenta el consumo, como en rebajas o Navidad. Eso sí, sea como sea, las pop up stores deben de ocupar lugares estratégicos, donde haya una gran afluencia de viandantes que puedan detenerse a observarla.  

Como hemos dicho, esta estrategia de marketing BTL (Behold the line, es decir, no digital) es muy popular por la efectividad de la sensación de urgencia. Finalmente, somos conscientes de que la mejor forma para animarnos a comprar algo es cuando el producto que deseamos pertenece a una oferta limitada o temporal.

Pero también tenemos que jugar con otras variables: el factor sorpresa y la llamada de atención. Imaginémonos que vamos por la calle haciendo el mismo camino que recorremos a diario para llegar a nuestro trabajo. Pero, un día, nos encontramos con una gigante caja de zapatillas Adidas. Lo más probable es que nos llame la atención y tengamos curiosidad por entrar a la enorme caja a echar un vistazo, aunque sea solo para saber qué hay dentro de la infraestructura. Pues bien, esto es lo que consigue una pop up store: llamar la atención de personas que probablemente no se hubieran detenido en la calle al ver una tienda de Adidas convencional. 

Como vemos, para realizar una tienda pop up exitosa, tenemos que sacar a relucir toda nuestra creatividad. Si bien es cierto que hoy hay arquitectos y diseñadores de renombre que se están encargando de confeccionar estas tiendas, no es necesario tener un gran presupuesto para lanzar una. Con una idea creativa podemos aprovechar bien nuestra inversión. 

Ventajas de una pop up store y qué beneficios aporta a mi e-commerce

Como hemos visto en el ejemplo de Adidas, podemos abrir una tienda pop up para llamar la atención y crear engagement. Pero también para darnos a conocer. Esta estrategia de marketing puede ser una buena opción para anunciar nuestra marca y vender de forma directa y presencial con el cliente sin necesidad de asumir los costos que supone una tienda permanente.

Es interesante recalcar el origen de esta estrategia. La primera pop store surge a finales de este siglo en California. La compañía Vacant se percató de que, cuando los comerciantes lanzaban un nuevo producto de edición limitada, se formaban grandes filas en las tiendas de los minoristas. Pero cuando se agotaban las existencias, no entraba prácticamente nadie a las instalaciones. 

Esto llevó a la compañía a replantearse los costos de una tienda permanente, apostando por un nuevo concepto que se llamaría pop up store y que se volvería muy popular, especialmente en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Alemania. Hoy en día, Vacant sigue ofreciendo experiencias de marketing BTL para empresas como Reebok, Mini o HBO, entre muchos otros.

Pero, retomando el hilo: tener una pop up store puede ser una gran forma de tener una experiencia offline cuando tenemos un comercio electrónico. El hecho de que nuestro mercado sea online, no significa que no debamos hacer incursiones directas con el cliente e, incluso, hacer testeos de cómo nos iría con una tienda física. Por eso, esta estrategia de marketing resulta ideal para los comerciantes online, pues pueden tener los beneficios de una tienda física sin asumir sus gastos.

A continuación haremos un resumen de algunas de las principales ventajas de tener una pop up store: 

  • No está de más repetirlo: al cliente le gusta lo efímero. Por ejemplo, podemos hacer una pop store con descuentos limitados, ¡crearemos urgencia y exclusividad!
  • Las pop up store no se limitan a vender, también se pueden utilizar para hacer degustaciones, promociones, concursos y regalos. 
  • Gracias a una pop store, nuestro alcance en publicidad no se limitará a clientes potenciales digitales, también encontraremos público offline con el que no nos habríamos topado con, por ejemplo, nuestra publicidad en redes sociales. Además, si no hemos sabido dominar el SEO, con una tienda física podremos presentarnos ante todos aquellos que aún no nos han conocido. En conclusión, esta es una gran forma de aumentar nuestros clientes y darnos a conocer.
  • Lo bueno de las pop up store es que no nos limitan a una sola localización, sino que nos da la posibilidad de ir cambiando de ubicación, lo que nos convierte en algo parecido a un comercio ambulante. Y, además, nos ahorra ciertos gastos fijos que supone el mantenimiento continuo de una tienda permanente, como el alquiler, empleados, etc.
  • Por otra parte, gracias a las pop up podremos darle un poco de vidilla a nuestras redes y subir contenido nuevo para seguir creando engagement.
  • Además, si logramos hacer algo muy creativo, podremos tener eco en otros medios, como blogs o prensa digital, ¡sin pagar nada por ello! Y ya sabemos que los impactos en prensa no son nada económicos… Además de que los usuarios subirán fotos con nuestra activación. Es muy probable que con una buena tienda pop up recibamos muchas menciones en redes como Facebook e Instagram. Y estas, a su vez, se traducirán en nuevos seguidores y, más aún, nuevas ventas. Ojo: para ello es importante que determinemos de forma previa un buen hashtag y lo anunciemos. 
  • Podremos anunciar y vender nuestras ediciones limitadas de la mejor forma: con una tienda que también es temporal. Lo mejor de esto es que podremos alinear el estilo y mensaje de esta pop up con el de nuestro nuevo producto limitado. Además, la tienda pop store también es una gran solución para presentar nuestros nuevos productos. 
  • Puede ser que nuestro principal objetivo no sean las ventas, sino el branding. Sea como sea, esta es una gran forma de crear marca y transmitir los valores de nuestra empresa, además de que también permite crear interés y aumentar nuestro engagement. 
  • Esta estrategia de marketing offline es ideal para temporadas específicas, como la Navidad, época en la que nos encontramos a miles de ciudadanos que andan caminando por la calle en busca de regalos. O también en otra de las épocas del año en las que más se consume: las rebajas.
  • Además, si hasta ahora solo vendemos por comercio electrónico, esta también es una buena forma para hacer un testeo y saber cómo reaccionaría el potencial cliente ante una tienda física. Si nos va bien, ya sabremos que podemos dar el salto de la tienda temporal a la permanente. Por otra parte, no tenemos que olvidar que gracias a esta forma de marketing, podremos hacer una prueba en distintas localizaciones y descubrir así en qué zona aumentan nuestras ventas. Recordemos que los estudios y datos no siempre son la mejor respuesta… Muchas veces se aprende más del marketing vivencial.
  • Por otra parte, el cliente compra más impulsivamente en la tienda física. Es probable que se lo piense más de una vez si debe comprar o no el producto que ofrecemos en línea, mientras que de forma presencial decidirá  de forma más espontánea.  
  • También podemos poner una pop up store con productos de stock, a mejor precio, que no se haya vendido en la tienda digital.  
  • Y si queremos vender un producto exclusivamente por nuestro e-commerce pero queremos que los clientes tengan una muestra previa de lo que vamos a vender, las pop up store son la mejor manera de anunciar nuestro producto de forma previa al lanzamiento.   

Estas son las principales ventajas de instalar una tienda pop up. Como vemos, las pop up store se han convertido en un gran aliado y compañero de los e-commerce, pero no olvidemos algo fundamental: el principal objetivo es mejorar la experiencia del cliente. 

Pop Up Store

Recomendaciones a la hora de instalar una tienda temporal

Ya que ahora sabemos con detalle qué es una pop up store y conocemos en profundidad sus ventajas, vamos a centrarnos en algunos aspectos que hay que tener en cuenta. Ha llegado el momento de hablar de algunos consejos sobre cómo hacer una pop up exitosa. Comencemos:

  • Lo primero que tenemos que hacer es tener muy claro cuál es nuestro objetivo. Este paso es habitual e imprescindible en todas las estrategias de marketing, y aquí no iba a ser menos. ¿Queremos mejorar ventas? ¿Dar a conocer nuevos productos? ¿Tener un mayor registro de usuarios para nuestras newsletters?
  • Y ahora que sabemos qué queremos hacer, el siguiente paso resulta evidente: debemos tener claro a quién nos queremos dirigir. Independientemente de que las tiendas pop up sean efímeras, debemos instalarlas en los lugares en los que se encuentre nuestro público objetivo.
  • No olvidemos hacer números y planificar qué necesitamos para lograr nuestros objetivos. Eso sí, siendo realistas.
  • El siguiente paso es buscar el lugar ideal para instalar nuestra tienda pop up, como corners en comercios, centros comerciales, calles principales, comercios en desuso, etc. Si necesitas ayuda para encontrar el lugar apropiado, en Go Pop Up podrás ver varias opciones para encontrar tu espacio ideal (o, en su caso, publicitar un espacio).
  • Además, podemos aprovechar nuestra tienda pop up para realizar activaciones de marca, como actividades o entrega de regalos.
  • Para hacer más atractiva nuestra tienda temporal, podemos hacer uso de distintos conceptos: tecnología interactiva, música, olores, temáticas, juegos, etc.
  • Aunque el marketing se haya desarrollado a lo largo de los años, lo tradicional nunca está de más. Así que también tenemos la opción de publicitar nuestra tienda pop up a través de notas de prensa dirigidas a medios convencionales. 

Ejemplos de pop up stores creativas y exitosas

Como hemos visto en el ejemplo de Adidas, podemos abrir una tienda pop up para llamar la atención, modelo que la compañía replicó en varios lugares vendiendo zapatillas. Otro ejemplo muy similar es el de la caja de regalo de la famosa joyería Tiffany. La compañía supo hacer un diseño con tonalidades agradables y, más aún, absolutamente ad hoc con la estética de las fachadas de la calle en la que se encontraba.

Otro claro ejemplo de cómo saber dónde instalar una tienda pop up es el contenedor industrial de H&M. En este caso, H&M decidió vender su colección de moda de baño «Water Aid» (campaña con fines sociales) en el lugar donde más se necesitaba: se ubicó la pop up store en la playa. 

No podemos olvidar mencionar que, a principios de esta década, se comenzó a hacer uso de esta técnica de marketing para promocionar a los diseñadores y marcas de más glamour de las grandes ciudades de la moda, como Nueva York o Londres. Hermès no fue menos y creo una pop up store en pleno aeropuerto JFK de Nueva York. ¿Su idea? Imitar a las clásicas cafeterías estadounidenses de los años 50 para atraer las miradas a su interior.

 

Ahora que ya conocemos bien el fascinante mundo de las pop up store, solo tenemos que recalcar que este novedoso concepto de marketing BTL resulta muy beneficioso: supone menos gastos de inversión que otros puntos de venta tradicionales, mientras que genera buenas ventas y crea marca de una forma creativa. 

Es una original forma de llegar a todas esas personas a las que es difícil alcanzar desde nuestra tienda digital o desde formas tradicionales de comercio o publicidad, a la vez que nos da la opción de crear conversación en redes e interacción, pues se basa en el marketing de experiencias. Así que ya sabemos, pensar en las pop up store es pensar a lo grande, es complementar nuestro e-commerce con lo mejor de la tienda retail tradicional.