Qué es el retargeting y qué le diferencia del remarketing

Qué es el Retargeting

Si eres una persona involucrada en el marketing digital, probablemente ya hayas escuchado las palabras retargeting y remarketing antes. Sin embargo, a pesar de toda la información que hay, es aún muy confuso distinguir entre estos dos términos. En el artículo de hoy entenderemos qué es el retargeting y analizaremos su diferencia con el remarketing.

Ambos conceptos se fundamentan en la idea de recuperar usuarios que han visitado anteriormente nuestra web. Se trata de un tipo de estrategia que consigue aumentar las ventas de nuestro sitio, permitiendo atraer hasta el 98 % de ellos.

Debido a que ambos comparten los mismos objetivos, podría ser difícil encontrar diferencias marcadas, pero se basa simplemente en llegar al mismo fin por diferentes caminos.

Por este motivo, a continuación hablaremos a detalle de cada uno, sus diferencias y características, usos y ventajas para que puedas elegir la estrategia que mejor se adapte a tus productos y a tu público. 

Retargeting, ¿qué es?

El retargeting es una técnica de marketing digital que busca captar e impactar usuarios que ya conozcan la marca o hayan interactuado de alguna manera con esta.

Es decir, es aquella publicidad aplicada de manera digital para que se muestren a ciertos usuarios dependiendo de sus gustos, que se conocen previamente por el registro de actividad que queda en el momento en el que visitan determinadas páginas webs.

Te daré un ejemplo para que se entienda mejor, imagina que un cliente entra a una tienda online para comprar un ordenador, mira los tipos que hay, elige alguno que le guste, pero antes de realizar la compra se arrepiente.

Deja el sitio, termina la sesión y sigue navegando en otras webs, pero con la ayuda del retargeting empieza a ver publicidad relacionada con ordenadores de la página donde iba a comprar, de esta manera se logra que la persona piense nuevamente en volver al sitio y terminar la compra.

El funcionamiento se basa en recordarles que pueden continuar comprando, que la página sigue allí para ofrecerles un increíble producto y reconsideren adquirir determinado artículo. Para ello, el sitio web necesita el conocimiento de actividad digital de las cookies.

Naturalmente, el éxito de esta técnica de marketing depende mucho del tráfico que se tenga en la web, tener más alcance para fidelizar más personas y convertirlos en clientes será fundamental para que una web de este tipo prospere.

El uso de esta estrategia de marketing optimiza el gasto publicitario de una web. Nuestra publicidad será mucho más exitosa si se envía a personas que están interesadas en adquirir los productos que a un público general del que no se tenga experiencia. Con el retargeting estás dando un empujón a potenciales clientes para terminar la compra.

Se trata, en definitiva, de maximizar la visibilidad de una página permitiendo que más personas recuerden sus productos. Es la mejor manera de recuperar todos esos carritos de compra abandonados.

Qué es el remarketing

Esta técnica también se basa en conocer los gustos de las personas para mostrarles contenido relacionado que sea de su interés y promover las ventas de artículos que hayan visitado con anterioridad.

Para lograr dicha interacción puede hacerse visitando páginas webs, pero también es posible aplicar el remarketing a través de canales no digitales.

A pesar de que las empresas tengan la información de una persona y puedan enviar su publicidad mediante correos electrónicos o mensajes de texto, el remarketing no se limita solamente a un canal de publicidad.

Se utiliza mucho cuando los usuarios quieren participar en una promoción o sorteo y dan sus datos personales, de esa manera es posible hacerles llegar un boletín con la información relacionada con los productos que pueden serle de interés, esto resulta tener gran impacto.

Estrategias de remarketing

El remarketing gestiona diferentes tipos de técnicas para llegar al objetivo final de captar clientes. Para sacar provecho de los datos de navegación de los clientes, el remarketing utiliza diversas estrategias:

Remarketing estándar

Es el tipo más común, pues consiste en mostrar anuncios de páginas visitadas con anterioridad mientras se navega en webs de terceros.

Remarketing dinámico

Es parecido a la estrategia anterior pero más específico, es decir, no solo muestra tu web, además se verá publicidad específica del producto en el cual el cliente se haya interesado.

Remarketing de apps

Como su nombre dice, el usuario verá publicidad sobre aplicaciones que haya visitado o descargado con anterioridad.

Remarketing en video

Son los clásicos anuncios que podemos ver en YouTube cuando va a iniciar un video o a la mitad de los mismos. De igual manera, este algoritmo se basará en tus búsquedas recientes.

Remarketing de búsqueda

Se basa en que elijas ciertas palabras clave de modo que, el usuario al ponerlas en el buscador, le aparezca la publicidad de tu página web si ya la ha visitado con anterioridad.

Remarketing en redes sociales

Con este tipo en específico se busca promover el producto a través de las redes sociales y no por medio de otras webs. Principalmente tenemos Facebook, una red social que ha sido fuertemente involucrada en los últimos años para la captación de leads, pero también son utilizadas Twitter o Instagram.

Aquí se utilizan diferentes canales, como videos o anuncios interactivos a personas que han dejado previamente datos para obtener información sobre un producto o campaña. Suele ser un método muy usado, ya que las redes sociales tienen un gran tráfico y son garantía de autoridad.

Puesto que en las redes sociales recae gran parte del éxito de cualquier negocio online, optimizar la estrategia es clave. Por lo que es muy importante ponerse en manos de expertos en marketing online.

Remarketing con e-mail

En este caso es posible hacer uso de dos estrategias por medio del envío de correos electrónicos. La primera consiste en enviar recordatorios sobre las compras que se han dejado inconclusas, es decir, las que dejaron en el carrito.

Se utiliza también la manera clásica que se envía la publicidad y se activa cuando el usuario accede a un enlace determinado o interactúa de alguna manera. Es importante que este tipo de correos no se envíen en cortos periodos de tiempo entre uno y otro, pues muchas personas lo considerarán spam y se conseguirá el efecto contrario. Es importante recordarles las actualizaciones de la página, pero sin exagerar ni abrumar al comprador.

Ventajas del remarketing

Esta técnica en general puede darte muchas ventajas, pues debido a su funcionamiento puede llegar a ser bastante específico y dividir el público que recibes, de esta manera la publicidad se enviará de manera más personalizada.

Permite de esta forma un enfoque más específico a aquellas personas interesadas, dándoles recordatorios de ventas y servicios que son de su interés. Con esto no solo aumentarás las ventas, también gente que no te conocía llegará más fácilmente a ver tus productos.

Además, será posible crear listas personalizadas de usuarios, distinguiéndose unos de otros dependiendo el interés por el producto o servicio que desean adquirir. Es una técnica que permite combinarse con otras estrategias, por ejemplo, las pujas personalizadas. Así se logran ventas por medio de reglas automáticas. Con esto logras que las compras se hagan en tu página y no opten por comprar en otros sitios.

Si usas Google AdWords, podrás personalizar tus anuncios de muchas maneras. Dependiendo del tipo de remarketing que quieras utilizar podrás utilizar diferente tipo de publicidad, ya sea dinámica, de gran impacto, para redes sociales, entre otros.

Finalmente, no solo obtendrás información de los usuarios o de potenciales compradores, también podrás detallar genuinamente el rendimiento de tu campaña de marketing por medio de estas estrategias.

Así sabrás si realmente se están cumpliendo los objetos, y si no las mejoras, qué debes hacer, otros caminos por tomar y demás.

Diferencias entre remarketing y retargeting

Es cierto que ambos comparten el objetivo de recuperar clientes y aumentar ventas, sin embargo, se puede decir que el remarketing engloba más aspectos que el retargeting.

El primero utiliza otros canales además del online para recuperar clientes, así que se puede decir que el retargeting forma parte del mismo.

Por lo tanto, no se podría decir que son estrategias completamente diferentes, ya que van ligadas de forma similar. Además, aunque el remarketing se adapte a diferentes canales por medio de vías usando internet, también es posible usarlo sin contar con este, por ejemplo, en mensajes de texto, cosa que el retargeting no hace.

Cómo utilizar el retargeting en tu página web

El retargeting nace de la información recogida en cookies, estas se almacenan en el navegador de todos a medida que van visitando ciertos sitios web. Se trata de pequeñas piezas de datos que permiten recordar información relevante para que se pueda enviar una publicidad personalizada.

Para aplicarlo a tu página web será necesario instalar un código JavaScript en el pie de página de tu web; de esta forma se podrán insertar las cookies en los ordenadores de clientes potenciales. Estas son muy importantes, pues tienen datos únicos de cada persona, de esta forma podrás enviar una publicidad específica a cada uno, esté donde esté.

A continuación, te explicaré paso a paso cómo debes configurar tu página web para que puedas aplicar las cookies.

Como te mencionaba anteriormente, es necesario la instalación del código JavaScript, de esta manera debes empezar por configurarlo.

Por medio de este se colocarán las cookies de seguimiento en los navegadores de todas las personas que visiten tu página.

Ahora, cada vez que cualquier usuario entre a tu sitio web, se le enviará la identificación —es decir, la cookie— por medio del código JavaScript que configuraste.

Esta empezará a seguir los movimientos del usuario por internet, recolectando información de las solicitudes HTTP que hayan sido enviadas de diversos sitios.

Dependiendo del tipo de publicidad que use cada web, será posible que la cookie lo reconozca y por medio del perfil del usuario se le muestren artículos de páginas que haya visitado con anterioridad, el más común es Google AdSense.

Recapitulando lo que te expliqué con anterioridad:

  1. Instala y configura el código JavaScript para usar las cookies en los navegadores de los usuarios.
  2. A medida que las personas visiten tu sitio web, recibirán la cookie.
  3. El usuario navega en otros sitios mientras se identifica su perfil.
  4. Los visitantes reciben publicidad de tu sitio web.

Ten presente que utilizar esta técnica de marketing te será útil incluso si no eres un vendedor.

Muchas organizaciones sin ánimo de lucro utilizan este tipo de publicidad, ya sea para promover suscripciones o sitios benéficos que necesitan donaciones recurren a este tipo de estrategias.

Incluso si tienes un blog, puedes optar por utilizar diversos canales de publicidad de modo que tengas más tráfico web.

Lo bueno de esta técnica es que no tienes que seguir un modelo de negocio estricto para aplicarla, puedes usar el método que más te favorezca, siempre pensando en el objetivo que quieres conseguir, podrás centrarte en una técnica u otra.

Es importante recordar que no todos los clientes son iguales, y que hay algunos que serán más propensos a comprar que otros. Por lo tanto, es recomendable prestar atención a aquellos que justamente hayan visto tu página por una cantidad de tiempo considerable, así diferenciaras aquellos que tienen un verdadero interés por el producto.

Para sacar el mayor provecho a las técnicas de marketing es importante que reconozcas este tipo de usuarios y envíes una cantidad mayor de publicidad con datos directos de contacto para que se les facilite comprar.

Adicionalmente, podrás crear un vínculo más estrecho, de modo que se sentirán más a gusto con tus ofertas, aquellos que realmente estén interesados pasarán más tiempo leyendo y detallando tu web.

Si quieres tener esto en cuenta, podrías configurar la publicidad de modo que solo la personas que hayan estado cierta cantidad de tiempo o visto un determinado producto reciban la publicidad.

 

Finalmente, recuerda que tanto el remarketing como el retargeting pueden servirte para tener una mejora notable en la captación de leads, lo importante es que puedas aplicarlo de manera correcta, así podrás ver resultados rápidamente.

Lo importante es que entiendas las necesidades de tu público y les des el contenido o artículos que necesitan basados en sus perfiles.