Qué es un call to action

Call to Action

Aunque el call to action puede parecer un concepto sencillo, conlleva más complejidad de lo que parece. Un buen uso de la llamada en acción puede dar un vuelco a las campañas de marketing y multiplicar las cifras de conversión. A continuación, descubriremos los secretos del call to action y arrancamos motores para hacer crecer tu marca.

Qué es un call to action

El call to action, conocido también como CTA o llamada a la acción, es un reclamo para que los usuarios realicen una acción determinada.

Normalmente, el CTA adopta la forma de un enlace, un botón, un banner, un pop up o un formulario que suele ir acompañado de una palabra o frase cuyo objetivo final es conseguir que el usuario realice la acción deseada. Básicamente, el objetivo final de un call to action es atraer a clientes potenciales y hacer la conversión a clientes finales.

Por lo general, es muy habitual encontrarnos con algunas fórmulas típicas, como es el caso de “enviar”, “apúntate ya” o el habitual “descarga”. Sin embargo, te recomendamos que abras las puertas a la creatividad y llames la atención de los potenciales clientes con copys más atractivos para el usuario.

Para qué sirven y qué finalidad tienen

Ahora que ya tenemos una noción de qué es un CTA, vamos a adentrarnos un poco más en su finalidad. La llamada a la acción es un elemento imprescindible si queremos que el usuario conecte con nosotros.

Básicamente, un CTA sirve para dirigir al usuario en su recorrido del embudo de conversión, desde que ve nuestra llamada hasta que logramos convertir. Durante este proceso, el usuario pasará por varias etapas, conocidas como AIDA (Atención, Interés, Deseo y Acción):

  • Atención: es el momento en que captamos la atención del usuario y logramos que continúe navegando por nuestro sitio.
  • Interés: una vez que hemos obtenido la atención del visitante, tenemos que captar su interés. Esto significa que el usuario tendrá una buena impresión de lo que está mirando y decidirá buscar más información sobre la oferta.
  • Deseo: el usuario hará un análisis más detallado de la oferta y buscará sus beneficios y características para asegurarse de que atiende a sus necesidades.
  • Acción: durante esta última etapa, el visitante tomará la decisión de pasar a la acción y hará la conversión.

Generalmente, los CTA suelen ayudar principalmente en las fases de atención e interés, pues estas duran pocos segundos y hay que lograr que en ese tiempo el usuario avance en el embudo de conversión. Y, obviamente, la llamada en acción también es imprescindible en la última etapa de acción, la cual muy a menudo se corresponde con el propio CTA.

Tipos de CTA

Muy a menudo pensamos que los call to action se limitan al típico “Compra ya” o “Reserva ya”, pero esta es una suposición muy alejada de la realidad. De hecho, la metodología inbound marketing utiliza la llamada a la acción de una forma bastante menos obvia e intrusiva.

Generalmente, podemos encontrarnos con distintos casos de llamadas a la acción según su objetivo:

  • Promocionar la descarga de un recurso gratuito, como un ebook.
  • Hacer clic en un banner.
  • Ofrecer más información acerca de un tema concreto.
  • Compartir contenido y aumentar los seguidores de las redes sociales.
  • Madurar los leads para hacerlos progresar en su decisión de compra. Esto se puede conseguir mediante las típicas demostraciones o pruebas gratuitas.
  • Realizar la compra de un producto.
  • Completar un formulario.
  • Registrarse en una web o blog.
  • Invitar al usuario a registrarse en un evento.
  • Llamar a un teléfono.
  • Invitar al consumidor a ver algún material o recurso gratuito, como un vídeo.

Como vemos, los call to action pueden convertir una web estática en un concepto más interactivo. De esta forma, se consigue:

  • Una experiencia del usuario mucho más amigable.
  • Incrementar el tiempo de navegación del usuario en la web, lo que mejorará el posicionamiento SEO de esta.
  • Mayor recopilación de datos y mayor seguimiento de las conversiones.

¿Cuándo es recomendable disponer de un call to action?

Los call to action se pueden utilizar para muchas situaciones distintas. A continuación vamos a ver algunos de los objetivos de los CTA.

Call to action para generar clientes potenciales

El objetivo de este CTA es atraer visitantes a nuestro sitio y convertirlos en clientes potenciales.

Call to action para utilizar en redes sociales

En este caso, el CTA tiene como objetivo que el usuario comparta una publicación de redes sociales.

Call to action para la nutrición de leads

Si queremos animar a más usuarios a que compren nuestro producto o servicio, podemos ofrecerle una oferta. Este sería el caso de las pruebas gratuitas.

Call to action para cerrar ventas

En el momento en que el cliente potencial está dudando en adquirir nuestro producto o servicio, tenemos que ayudarle con una llamada a la acción que agilice su conversión.

Call to action para promover un evento

Este ejemplo de llamada a la acción se utiliza para promover eventos con el objetivo de atraer el mayor número de visitantes.

Son muchos los recursos de los que disponemos para crear una llamada a la acción. Es muy importante que sepamos el formato que debemos utilizar para hacer la llamada a la acción, al igual que debemos determinar dónde debemos colocarla.

Ahora que ya conocemos los objetivos de los CTA, vamos a entrar en detalle en los canales que podemos usar.

Home del sitio

Cuando un cliente llega a la página home de una marca, muy probablemente se deba a que siente interés por sus productos. Por esta razón, es recomendable sugerirle una acción, como la compra del producto, la descarga de un infoproducto o la suscripción.

Páginas del Sitio

De la misma forma que en la página home, las distintas páginas del sitio web deberían venir acompañadas con un call to action, como puede ser la inscripción a la newsletter. Esta misma estrategia se puede aplicar en los posts de un blog.

Posts en el blog

Los artículos de un blog tienen varias finalidades. Una de las estrategias fundamentales es la creación de contenido de calidad con el objetivo de atraer la mayor cantidad de visitantes a la página web de una marca.

Redes sociales

Es muy importante utilizar las redes sociales con la finalidad de llevar al consumidor a la siguiente etapa del embudo de ventas. Hoy en día, es muy habitual encontrarnos con publicaciones que incluyen una llamada a la acción para que el usuario la comparta con sus amigos y le dé a “me gusta”.

Para ello, podemos hacer uso de Facebook, LinkedIn, Twitter, Instagram, YouTube o Pinterest, entre otras redes.

E-mail marketing

Los correos electrónicos de toda campaña de e-mail marketing deberían venir acompañados de un call to action que anime al usuario a entrar en la web, informarse acerca de un producto, realizar una compra, interesarse por una oferta o descargarse un infoproducto, entre otras posibilidades.

Anuncios

Siempre que invirtamos en una campaña de marketing, debemos tener muy en cuenta que hemos de realizar una llamada a la acción. En este caso, es especialmente importante crear call to actions atractivos, simples y efectivos.

Videos

No siempre es posible insertar enlaces en los vídeos, pero sí podemos hacerle sugerencias al usuario y colocar links en la descripción.

Estos serían algunos de los lugares más comunes donde podemos hacer una llamada a la acción. Sin embargo, también existen otros sitios menos típicos: por ejemplo, podemos insertar un CTA en un archivo PDF.

Además, es importante tener muy en cuenta el poder de una buena oferta para crear una llamada efectiva. Toda promoción debe de atraer la atención del usuario mediante el sentido de la escasez y urgencia. De esta forma, conseguiremos que nuestros CTA sean mucho más efectivos.

Cómo crear un call to action para que sea efectivo

Para crear una llamada a la acción efectiva, hay que seguir una serie de pautas que incrementarán notablemente nuestra ratio de clic.

Detecta tu público objetivo

Para crear un call to action efectivo, lo primero que necesitas saber es a quién te diriges. Por esta razón, es imprescindible que segmentes tu público y escojas a qué target quieres enfocarte.

Te recomendamos que hagas un estudio de las necesidades de tus buyer personas y hagas una campaña de marketing comunicando por qué tu marca puede cubrirlas. Además, debes diseñar tus llamadas a la acción en función de a quién van dirigidas: visitantes, leads y clientes.

  • CTA para visitantes: este tipo de público aún no conoce bien la marca, por lo cual el objetivo del call to action debe concentrarse fundamentalmente en la visita de la web.
  • CTA para leads: este tipo de público ya sabe lo que quiere y lo que busca, por lo que el call to action debe enfocarse en aportar contenido de valor que le convenza de escoger los servicios de tu marca.
  • CTA para clientes: este tipo de público ya ha consumido tu marca, razón por la cual la conoce bien. Por esta razón, el CTA debe estar dirigido a la fidelización del cliente y a la adquisición de nuevos productos.

Crea un buen copy

El copy es fundamental para lograr la conversión del cliente potencial. Para ello, debes hacer uso de las técnicas de escritura persuasiva y mantener el tono del mensaje de acorde a las características de tu target.

Te recomendamos que te salgas de lo típico y que te atrevas con copys más directos, novedosos y creativos. ¡Seguro que llamarás la atención del cliente! Eso sí, recuerda que debe quedar clara la información que quieres transmitir.

Incluye números

Los números suelen captar la atención del consumidor y aportar credibilidad a la marca. Por ejemplo, es muy efectivo incluir el precio de un producto en oferta y acompañarlo del precio anterior. También es muy eficaz utilizar copys con fórmulas similares a esta: “2×1 en los 100 primeros pedidos”, pues además de hacer uso de los números también hace referencia a la escasez y urgencia de la oferta.

Por otra parte, los números no solo se limitan a los precios y unidades. También son muy habituales en los títulos de los posts, encabezados o asuntos de e-mail. Siempre es mucho más atractivo leer un titular que diga “Descubre las cinco técnicas que harán crecer tu empresa” a “Técnicas que harán crecer tu empresa”. La diferencia, aunque parezca pequeña, es enorme en términos de conversión.

Piensa bien tu diseño

El diseño de todo botón, banner o pop up, debe mantener una coherencia visual con la marca para que el usuario la identifiquen rápidamente. Para ello, te recomendamos que utilices tu tipografía y colores corporativos y juegues con los pesos y tamaños para resaltar los puntos más importantes. También puedes hacer uso de gráficos o imágenes de producto (siempre que cuentes con fotografía de producto profesional y de buena calidad).

Distribuye bien los elementos en el espacio de tu CTA

Es importante saber utilizar bien el espacio con el que contamos para conseguir una armonía visual que mejore la experiencia del usuario. Por ejemplo, puedes hacer un banner con una imagen que ocupe el primer tercio de la izquierda y dejar el resto del espacio para el copy y el botón con la llamada a la acción.

Adáptate a distintos dispositivos

De poco te servirá un buen call to action si los usuarios de móvil no pueden hacer clic. Por esta razón, es muy importante que analices y compruebes la adaptabilidad de tu sitio web y de tus CTA.

Sitúalo en un lugar óptimo

Es importante que analices correctamente dónde debes colocar los CTA. Por ejemplo, si el usuario se encuentra con la llamada a la acción inmediatamente después de acceder a tu página web, es muy probable que no haga clic. Sin embargo, si le ofreces un recorrido por los contenidos que busca y despiertan su interés en tu marca, entonces podrás pedirle que entre en acción con mayor posibilidad de éxito.

Como hemos podido comprobar a lo largo de este artículo, la importancia de un buen call to action es enorme a la hora de incrementar la conversión de tus visitas, leads y clientes.