Qué es un CDN o content delivery network

Qué es un CDN

El uso masivo de internet provoca que los servidores donde se alojan muchas páginas web se vean colapsados cuando se genera una gran cantidad de peticiones de acceso. Por ello es necesario disponer de un sistema alternativo que permita dar el servicio de forma rápida y eficiente a pesar de que el tráfico web que se genere sea muy alto. 

El content delivery network es un sistema de servidores interconectados que se encuentran distribuidos en distintas ubicaciones del mundo, y que permiten distribuir las peticiones de acceso web de forma que los servidores no se sobrecarguen y puedan ofrecer el mejor rendimiento de las webs alojadas en los mismos.

En este artículo hablaremos sobre qué es un CDN, cómo funciona, cuáles son las ventajas que proporciona a un sitio web y comentaremos algunos aspectos relevantes de este sistema de servidores distribuidos.

Qué es un CDN y para qué sirve

Una red de distribución de contenidos o CDN (content delivery network) está formada por distintos servidores o centros de datos distribuidos a lo largo del planeta y que conectados entre ellos proporcionan contenido web. Con este sistema se proporcionan distintos puntos de presencia o POP (point of presence) diferentes al servidor de origen, que facilitan a los servidores web la gestión proceso de las peticiones de acceso, ofreciendo el contenido de forma mucho más rápida al usuario.

Detrás de los CDN se encuentra el secreto de por qué páginas web y eCommerce que generan un inmenso tráfico web pueden ofrecer un servicio rápido y fluido. Por ejemplo, gracias a un content delivery network, Amazon proporciona una buena experiencia de usuario a los millones de personas que realizan búsquedas y hacen compras en su plataforma de ventas online.

Cómo funciona el content delivery network

Una red de distribución de contenidos consigue mostrar a un usuario las páginas web que solicita de forma rápida y fluida independientemente del lugar del mundo donde se encuentre, ya que su petición será enviada al servidor más cercano a su ubicación. De esta forma se evita la sobrecarga de servidores y el usuario recibe el contenido en su navegador desde el lugar más próximo disponible.

El proceso de funcionamiento de un CDN sigue los siguientes pasos:

  • En primer lugar, el usuario hace una petición de acceso a un determinado sitio web. Esta petición es analizada y se redirige al POP CDN más cercano y con latencia más baja.
  • Los archivos web solicitados se envían desde esa localización al usuario, consiguiendo un acceso rápido a los mismos.

Cuando un usuario accede a un sitio web dentro de un CDN pueden darse distintos casos.

  1. El contenido no se encuentra disponible en la caché del POP CDN asignado. En este caso se recuperan del hosting web y se reenvían al usuario.
  2. El contenido se encuentra en el caché del POP, por lo que es enviado de inmediato al usuario proporcionando un acceso muy rápido al contenido y liberando de carga al servidor.
  3. El contenido es dinámico o no puede ser almacenado en caché, en cuyo caso se realiza la petición al servidor y se envía el contenido solicitado al usuario.

Los archivos que se encuentran en el caché del POP CDN tienen un tiempo de vida. Cuando este tiempo de vida concluye se vacía el caché y se vuelve a rellenar con nuevos datos cuando un nuevo usuario realiza la misma petición de acceso.

Los CDN acortan la distancia entre los usuarios y el servidor web original donde se aloja la página web, consiguiendo un acceso mucho más rápido a su contenido.

Cuáles son sus beneficios

El uso de proveedores CDN cada vez está más extendido, ya que proporciona una serie de ventajas muy interesantes a un costo económico reducido. Se trata de un sistema que incrementa el rendimiento de un sitio web y permite el acceso al mismo a un mayor número de usuarios simultáneos.

Las principales ventajas de usar CDN en un sitio web son:

Reduce la carga en los servidores

Este sistema distribuido reduce la carga de los servidores web. Con la red mundial que forma un CDN, cada petición se redirecciona al punto de acceso más cercano al usuario, reduciendo de forma sustancial la carga que soporta el servidor web original.

Las páginas web disponen de una copia replicada en cada uno de los POP del CDN, haciendo que las peticiones puedan ser atendidas desde cualquiera de ellos.

Con el uso de un CDN se puede sacar mayor partido a un servidor web, pues se verá reducido el número de peticiones que recibe, permitiendo alojar un mayor número de sitios web y ofreciendo un mayor rendimiento, por ejemplo.

Disminuye la latencia

Con un CDN, los usuarios no deben esperar que su solicitud de acceso llegue al servidor original para que este devuelva el contenido, ya que lo reciben del servidor más cercano a su ubicación. De esta forma se consigue un mayor rendimiento de un sitio web, que tardará menos en ser mostrado al usuario final.

Una mejora sustancial de la latencia y tiempo de carga de la web son dos de las principales ventajas que aporta un CDN a una página web o eCommerce.

Libera ancho de banda

El servidor web verá liberado su ancho de banda al ser redireccionadas muchas de las peticiones de acceso a otros POP de la red CDN. Estos puntos se encargan de proporcionar el contenido y así el servidor web original no tendrá que suministrar todos esos datos, liberando ancho de banda.

Mayor disponibilidad

La disponibilidad de un sitio web es un aspecto muy importante, sobre todo en aquellos proyectos web cuyo objetivo son las conversiones, como registros web o ventas online.

Cuando se recibe una gran cantidad de peticiones y los servidores no son capaces de manejarlas se producen cortes del servicio u otras anomalías que son muy perjudiciales para este tipo de proyecto. Con los CDN se garantiza una alta disponibilidad al redirigir las peticiones a otro servidor en caso de que alguno de los POP, o el propio servidor original, se vean colapsados.

Mejora el posicionamiento SEO

La experiencia de usuario es fundamental para que Google posicione una web en los mejores puestos de sus resultados de búsqueda o SERP. Uno de los aspectos más relevantes para mejorar la experiencia de usuario y, por lo tanto, conseguir un mejor posicionamiento web, es la velocidad de carga.

Una de las principales ventajas de los servicios CDN es que consiguen proporcionar el contenido a los usuarios de forma ágil, al redirigirlos al servidor más cercano y al hacer uso de caché con precargas del contenido. El tiempo de carga de una tienda virtual, blog o web que utilice un CDN será mucho menor.

Utilizar un CDN en un sitio web es una herramienta para conseguir mejorar el posicionamiento web.

Otras curiosidades sobre los CDN

Hemos visto los grandes beneficios que aporta un CDN a un sitio web y a los usuarios que lo visitan. Este tipo de sistemas son muy interesantes y proporcionan múltiples funcionalidades. 

A continuación, veremos algunos aspectos destacables de los CDN que conviene conocer:

Protección contra ataques externos

Los ataques a servidores DDoS o ataques de denegación de servicios son capaces de colapsar un servidor web o hacer que su funcionamiento se bloquee o no sea el adecuado. Para ello lo saturan con un gran número de peticiones ficticias, impidiendo que puedan procesar las peticiones reales de los usuarios que acceden a él.

Con el uso de CDN se dispone de servidores con los mecanismos adecuados para detectar este tipo de incursiones maliciosas y así poder evitar o minimizar su impacto en el rendimiento del servidor.

Los servicios CDN cuentan con las mejores tecnologías, políticas de seguridad y herramientas para garantizar la protección de sus servidores ante amenazas externas como malware u otros tipos de ataques habituales contra servidores web.

Cómo instalar un CDN en una web WordPress

El CMS más utilizado para la construcción y gestión de páginas web es sin duda WordPress. La instalación de un CDN network en esta plataforma es un proceso muy sencillo gracias al uso de plugins o complementos específicos para realizarlos.

Hay dos formas distintas de instalar un servicio content network en WordPress:

  • Realizar una redirección de todas las URL del sitio web. Para ello es necesario realizar una configuración a través de la plataforma del proveedor CDN activando el sitio web. Las distintas zonas en las que se divide el CDN deben aportarse al plugin que se encargará de hacer las redirecciones de las URL con cada una de las zonas.
  • Utilizar el servidor CDN como un proxy. En este caso también hay que acceder a la plataforma del proveedor CDN para activar el sitio web y conseguir los servidores de nombre para el sitio web. De esta manera se podrán cambiar en el proveedor de hosting los servidores de nombre para que apunten a los del CDN. Desde ese momento el acceso a la web se realizará siempre desde los servidores del CDN.

Cuáles son los servicios CDN más utilizados

Existen muchas redes CDN para poder utilizarlas en un sitio web y conseguir que los usuarios de cualquier parte del mundo puedan acceder a él de forma rápida y eficiente. Los CDN más Populares son:

  • Cloudflare. Se trata de un CDN que actúa como sistema gratuito de proxy que hace las veces de intermediario entre un sitio web y el servidor. Su principal función es acelerar el acceso a un sitio web impidiendo que los servidores colapsen ante un gran número de peticiones de acceso. Además, funciona como elemento protector ante ataques externos a los servidores web.
  • AWS CloudFront. Amazon CloudFront está formado por una red de ordenadores interconectados que reciben las peticiones de los usuarios y les proporcionan de forma inmediata y eficiente el contenido solicitado.

Ambos servicios cuentan con una red mundial de centros de datos que cubren la mayoría de zonas del planeta, y por lo tanto son ideales para poder proporcionar un rápido acceso web a los usuarios, independientemente del lugar desde el cual naveguen por internet.

Por ejemplo, si se tiene una web ubicada en un servidor web en Europa y se utiliza un servicio CDN como Cloudflare o CloudFront, los usuarios de otras zonas del mundo como América o Asia podrán acceder con la misma rapidez al contenido que los usuarios de Europa, donde se encuentra el servidor original.

Qué es Google CDN

Google dispone de un servicio de distribución de contenido web y vídeo con una gran cobertura y alcance mundial conocido como Google CDN. Este servicio ofrece un rendimiento optimizado que permite un gran rendimiento desde países emergentes o al acceder al contenido desde dispositivos móviles. Además, se integra con los servicios Google Cloud ofrecidos por la empresa.

Este servicio CDN de Google es ideal para que pequeñas y medianas empresas puedan entregar contenido de baja latencia al disponer de más de 130 puntos de presencia a lo largo de todo el planeta.

Otros usos de CDN

Aunque como sistema para poder ofrecer un mejor servicio de acceso a páginas web los CDN son una solución muy eficiente, también disponen de otras utilidades como son:

  • Streaming. Para poder distribuir contenido con audio y vídeo en tiempo real (streaming), los CDN son utilizados para garantizar el acceso a los mismos por una gran cantidad de usuarios. Este tipo de contenido hace uso de una gran cantidad de datos y se hace necesario un sistema distribuido que pueda reducir las cargas de los servidores para poder ser ofrecido en condiciones óptimas a los usuarios.
  • Intercambio de archivos. Las redes peer to peer utilizan este tipo de servicio para proporcionar acceso a los archivos desde distintas ubicaciones. Los usuarios en estas redes hacen las veces de servidores que contienen los archivos y que se encuentran en distintas ubicaciones. Así, cualquier usuario puede descargar archivos a la vez que sirve como servidor para otros usuarios.

Los CDN son los responsables de que grandes proyectos web con millones de visualizaciones sean viables y ofrezcan un acceso rápido y eficiente a su contenido. Prácticamente, la mitad del contenido disponible en internet ya se encuentra bajo este sistema de redes distribuidas, consiguiendo que el acceso a la web sea ágil desde cualquier ubicación del planeta.

Apostar por usar CDN en un proyecto web es incrementar su rendimiento y disponibilidad, aunque también es hacerlo por la seguridad, aspecto que se ha convertido en una prioridad para empresas, organizaciones y particulares hoy en día.

Cualquier proyecto web puede aprovechar los beneficios que proporciona un content delivery network, pero en el caso del comercio online, se presenta como la mejor solución para poder proporcionar una gran experiencia de usuario, reducir la tasa de rebote y conseguir que los usuarios permanezcan más tiempo en la tienda y así incrementar la posibilidad de que se produzca cuna venta.