Qué es un trafficker digital y cuáles son sus funciones

El marketing nunca se detiene. Avanza a tal velocidad que constantemente surgen nuevas profesiones que den respuesta a la creciente demanda del mercado. Uno de los perfiles profesionales más solicitados hoy en día es el del trafficker digital, una figura de reciente creación que se ha expandido rápidamente y que se puede comparar con la del Director de Planificación y Compra de Medios de la publicidad tradicional. Su objetivo es claro: comprar tráfico de alta calidad y convertirlo en conversiones que hagan crecer a una empresa rápidamente. En este artículo vamos a ver con todo lujo de detalles qué es un trafficker digital, en qué consiste su figura, cuáles son sus funciones y qué ventajas nos puede aportar a nuestro negocio. ¡Comenzamos!

Qué es un trafficker digital

Llegó el momento de la verdad, ¿qué es trafficker digital y por qué está tan de moda en el mundo de la publicidad online? Para ofrecer una explicación sencilla, diremos que el trafficker digital es, como hemos mencionado anteriormente, un experto en compra de tráfico online.

Este profesional marketero es el responsable de elaborar e implementar campañas publicitarias en internet con el fin de aumentar la visibilidad de una marca, comunicar la propuesta de valor y dar a conocer sus productos o servicios. De esta forma, conseguirá generar mejores ingresos para la empresa.

Para lograr este objetivo, ha de planificar la campaña, establecer un presupuesto, pasar a la etapa de implementación, medir y analizar los resultados y, finalmente, optimizarlos para realizar nuevas acciones publicitarias. Básicamente, lo que tiene que hacer es lograr los resultados más óptimos con la menor inversión posible.

Lo cierto es que para conseguir grandes resultados no debemos limitarnos a las promociones en las redes, sino que debemos dar un paso más allá. Todos los formatos publicitarios que encontramos en internet utilizan de forma estratégica los datos sobre los potenciales clientes con el objetivo de conseguir ventas. En este sentido, el trafficker digital debe encargarse de la estrategia multicanal online y, en el caso de que sea necesario, debe combinarla con la offline para lograr una publicidad de estrategia omnicanal.

Como hemos visto, contratar a un trafficker digital supone, a corto plazo, un ahorro de costes bastante notorio. Es por ello que cada vez más empresas demandan esta figura en su plantilla. Sin embargo, también tenemos otra opción: la de contratar a una agencia de marketing que lleve a cabo este servicio para nuestro negocio y se encargue de planificar y gestionar la publicidad en internet. Existen muchas empresas, como Dipe, que se encargan de elaborar estrategias de marketing online con el objetivo de explotar la presencia digital de los negocios y conseguir de esta forma mayor visibilidad, posicionamiento y tráfico que acaben generando mayores ventas. 

Qué formación debe poseer

Como hemos dicho previamente, un trafficker digital es un experto marketero que se ha especializado en la atracción o compra de tráfico online. Como es un todoterreno que controla bien varias de las disciplinas del mundo del marketing, su formación debe de ser lo más completa posible y debe tener además una importante trayectoria profesional a sus espaldas. 

Actualmente existen algunos cursos de trafficker digital, aunque aún son un poco limitados e incompletos, por lo que un buen trafficker nunca debe detener su formación.

Básicamente, un trafficker digital debe de contar con las siguientes aptitudes:

  • Visión global del marketing.
  • Manejo del copywriting.
  • Capacidad de aprendizaje.
  • Capacidad para reaccionar rápidamente.
  • Conocimiento de las plataformas y herramientas de publicidad online, como Facebook Ads, Google Ads, YouTube Ads, Twitter Ads, Ads Amazon Advertising, LinkedIn Ads.
  • Conocimiento de todos los tipos de formatos publicitarios digitales.
  • Conocimiento de las tarifas publicitarias.
  • Habilidad de negociación.
  • Conocimiento sobre automatización.
  • Conocimiento sobre analítica.
  • Capacidad de aplicar códigos HTML.
  • Conocimiento sobre leyes publicitarias.
  • Conocimiento sobre las tendencias.

Obviamente, la profesión abarca un campo excesivamente amplio. Es por esta razón que un buen aspirante a trafficker digital suele especializarse poco a poco en las distintas áreas del marketing hasta llegar a convertirse en un experto en su profesión. Como es una profesión relativamente nueva, no siempre es tan sencillo encontrar a alguien que domine todas las áreas, aunque no nos cabe duda de que en unos años habrá una gran cantidad de traffickers digitales en el mercado muy preparados. Mientras tanto, son muchas las agencias que tienen toda la experiencia necesaria para llevar a cabo las funciones de planificación, implementación, medición y optimización que se esperan de un trafficker digital.

Cuáles son las funciones de un trafficker digital

Un trafficker digital lleva a cabo distintas funciones, pero podemos catalogarlas en cinco actividades principales. 

Auditoría de cuentas publicitarias

Lógicamente, el trafficker debe hacer una auditoría antes de llevar a cabo cualquier estrategia. En este sentido, encontramos dos tipos de auditorías: internas y externas.

La auditoría interna implica analizar las cuentas publicitarias: tipos de campañas realizadas, tipos de objetivos seleccionados, tipos de segmentación utilizados, conversión de las landing page, tipos de copy utilizados, tipos de anuncios realizados y embudos de ventas. Tras este análisis sabremos qué campañas publicitarias han sido las más rentables, cuáles han generado poco interés y por qué ha sido así.

En la auditoría externa se analizan los anuncios que ha llevado a cabo nuestra competencia. Para realizar este análisis, no existe mejor herramienta que Google Ads, que nos ayuda a comprender los siguientes datos de nuestra competencia: embudo de ventas, tipos de anuncios, tipos de segmentación y keywords o palabras clave utilizadas.

Planificación de la campaña 

Un buen trafficker digital debe de tener en su cartucho una buena estrategia. Dependiendo del producto que queramos promocionar, la campaña tendrá que ser absolutamente diferente. Y, especialmente, tendremos que fijarnos en el precio de este producto.

Un consumidor puede hacer una compra por impulso si lo que le ofrecemos cuesta 20 euros, pero no lo hará si cuesta unos 100. Esto implica dos formas distintas de afrontar la campaña: en el primer caso, podremos hacer anuncios directos de compra, mientras que en el segundo, tendremos que crear funnels para ir dirigiendo a nuestros usuarios hasta convertirlos en clientes.

Creación de campaña

Una vez que ya hemos realizado una auditoría y hemos planificado la campaña, toca crearla. Esta función, al fin y al cabo, es la actividad principal del trafficker. Para llevarla a cabo, tendrá que determinar los objetivos que busca, habrá de diferenciar el target y tendrá que realizar la creatividad de la campaña junto con sus compañeros de diseño.

Análisis de la campaña

La medición es la clave para hacer escalar una empresa. Si no analizamos los datos, no sabremos si hemos tenido éxito ni localizaremos qué acciones funcionan y cuáles no. Para realizar este análisis, el trafficker tiene que tener en cuenta varios factores: alcance, impresiones, clics, CPM, frecuencia, número de interacciones, reacciones, número de veces que se ha compartido una publicación, número de reproducciones de un vídeo y el CTR, entre otras muchas variables o indicadores clave de rendimiento (KPI). 

Optimización

Si hemos enfatizado en la importancia del análisis es porque esta es la pieza fundamental para la fase de optimización. En esta etapa, el trafficker tiene que seleccionar qué elementos debe modificar, ya sea la ubicación, segmentación, creatividad o presupuesto.

Una vez que el trafficker digital ha llevado a cabo todo este proceso compuesto de cinco fases, es momento de que realice los informes pertinentes con las conclusiones. En el caso de las agencias y grandes o medianas empresas, esta fase está compuesta de dos informes: el interno y el externo. Primeramente, el trafficker debe elaborar un informe interno en el que se detallará el éxito de cada campaña con sus respectivas conclusiones, que serán de gran utilidad para futuras acciones publicitarias. En segundo lugar, debe realizar el informe externo que es el que se entregará a los clientes o directivos. En este caso, las conclusiones serán mucho más directas y se centrarán en lo fundamental: ¿se han logrado las conversiones deseadas?

Tipos de trafficker digital

Si bien es cierto que hasta ahora hemos estado hablando del trafficker digital como un experto sabelotodo, también es cierto que estos profesionales suelen especializarse. En concreto, podemos encontrar cuatro áreas de especialización que vamos a explicar a continuación.

Trafficker especializado en publicidad para redes sociales

Este profesional es el encargado de llevar a cabo las campañas publicitarias en las redes sociales. Si lo ponemos en primer lugar es porque, de hecho, es el perfil más demandado en la actualidad. Dentro de esta categoría, podemos encontrar la especialización en algunas de las siguientes plataformas: Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter y YouTube.

Hay que hacer una mención especial a Facebook Ads, pues actualmente es la plataforma que más inversión recibe de parte de los anunciantes. De hecho, Instagram también entra dentro de esta apreciación, pues finalmente es propiedad de Facebook.

Trafficker especializado en Google Ads

Lógicamente, no nos podemos olvidar del gigante Google. Las empresas están deseosas de contratar a un profesional o agencia que lleve a cabo las campañas en Google Ads, pues con una buena visibilidad en el buscador podemos conseguir maravillas en el crecimiento de nuestra marca. 

Trafficker especializado en embudos de conversión y automatización

La automatización y el dominio de los embudos de conversión (o funnel de ventas) son absolutamente imprescindibles para hacer crecer una empresa online. La optimización tiene varios objetivos: aumentar las ventas online, aumentar el número de leads, segmentar la base de datos para conocer mejor a nuestra audiencia y ahorrar costes en el proceso de captación y conversión. Un buen trafficker debe saber cómo dirigir el tráfico a nuestra web, cómo transformar a los usuarios en posibles clientes, cómo convertirlos en clientes y cómo fidelizarlos. Y, para lograr todo esto, hará uso de las herramientas de optimización, que nos permiten optimizar tiempos y medir los resultados.

Trafficker especializado en infoproductos

Ebooks, cursos digitales, guías, webinars, suscripciones mensuales en comunidades, productos de software, … Los infoproductos o productos formativos son, cada día, más populares y solicitados. Es por esta razón que muchas empresas se lanzan a la aventura de crear sus propios productos o servicios a través de los cuales puedan vender ideas y conocimientos. Sin embargo, la abundancia de infoproductos en internet nos obliga a crear estrategias sólidas y altamente creativas. Para ello, lógicamente, necesitamos un especialista en marketing con mucho ingenio y habilidad.

Trafficker especializado en e-commerce

En este punto tenemos que recordar que una campaña nunca será la misma para una página web que para una tienda online. Es por ello que existe una especialización aparte para lograr mejores ventas en tiendas virtuales y existe otra para mejorar conversiones en páginas de infoservicios.

Trafficker especializados en negocios físicos

Ahora bien, ¿y si queremos promocionar nuestra tienda física? En este caso, existen también estrategias distintas para atraer a los potenciales clientes a nuestros establecimientos. La clave es segmentar correctamente el mercado para saber cuál es nuestro público potencial.

Ventajas de contar con un trafficker digital

Indudablemente, un buen trafficker digital puede ayudarnos a escalar nuestro negocio. A continuación, vamos a ver cinco razones por las que nos conviene contar con un profesional o agencia que lleve a cabo todas las funciones que hemos detallado en este artículo.

  • Con un buen trafficker podremos alcanzar a muchos más clientes potenciales.
  • Además, convertiremos muchos más clientes.
  • Aunque tengamos que pagar a un nuevo integrante en nuestra plantilla, será una inversión tremendamente rentable. Los costos de publicidad online son muy bajos, mucho más si los comparamos con los formatos publicitarios tradicionales, por lo que pronto observaremos cómo con un poco de inversión podemos recibir unos ingresos mucho mayores.
  • Podremos segmentar nuestra audiencia de una forma más precisa, por lo que sabremos con mayor exactitud en qué plataforma debemos invertir.
  • Aumentará de forma notable nuestra visibilidad en la web, por lo que mucha más gente conocerá nuestra marca.

Ahora que ya sabes qué puede hacer un trafficker digital por tu empresa, es hora de que implementes sus servicios y hagas escalar tus ventas. Muchos negocios ya lo han hecho y han podido comprobar su eficacia, así que si no quieres ser el último de la fila, mi recomendación es esta: es hora de que des el paso y ejecutes nuevas acciones de marketing en tu empresa.