Vectorizar imagen: qué es y qué utilidades tiene en diseño

Vectorizar images, que es y utilidades

A la hora de hacer un trabajo, una presentación, en tareas relacionadas con el marketing online, así como para un sinfín de áreas, trabajar en formato vectorial puede ser crucial. Aquellos que entienden de diseño gráfico están acostumbrados a hablar con estos términos, pero pueden resultar bastante confusos para aquellos que solo los han escuchado en alguna ocasión. Aquí va a ver todo lo relacionado con vectorizar imagen y para qué sirve.

¿Qué es exactamente vectorizar imagen?

El proceso de vectorizar se basa en hacer una conversión de una imagen creada con píxeles (como puede ser en los formatos más comunes, como PNG o JPEG) a una imagen vectorial (en formatos como EPS, EMF o SVG).

Hasta ahí está claro, pero… ¿Qué son exactamente las imágenes vectoriales? Son imágenes que se basan en fórmulas matemáticas y no en unidades mínimas como un pixel. Están compuestas por una sucesión de líneas y manchas de color, a partir de vectores. Los vectores son elementos construidos que pueden modificarse sin que la imagen llegue a distorsionarse.

Es decir, que vectorizar imagen consiste en hacer la transformación de esos píxeles que componen la imagen, a vectores.

Cuando una imagen ya no depende de píxeles, esta se podrá ampliar por completo conservando su nitidez, eliminando cualquier tipo de distorsión.

Podremos entender mejor este concepto si conocemos las principales características de estas imágenes.

¿Qué características definen al formato vectorial de imagen?

Escalado

Los vectores que forman las imágenes vectoriales se pueden escalar: esto quiere decir que puedes cambiar su forma, la posición, o el color, sin distorsiones. Cada vector tendrá asociadas unas fórmulas matemáticas que lo harán posible.

Reutilización

Las partes que dan forma a una imagen vectorial se pueden volver a usar con otras imágenes. Para poder hacerlo, será cuestión de simplemente copiar y pegar en el archivo correspondiente.

Fusión

De la misma manera, cada una de las partes descritas pueden relacionarse con otros vectores. Se pueden agrupar con ellos, formar intersecciones, volver a separarse.

Cómo ya te puedes imaginar, esto resulta muy práctico en el ámbito del diseño gráfico.

Editable

Las imágenes vectoriales siempre estarán listas para que las puedas editar. Al contrario que las imágenes basadas en píxeles, en estas primeras puedes cambiar su tamaño, color o cualquier otra propiedad.

Siempre y cuando al final de la edición sigan siendo imágenes vectoriales, se podrán seguir modificando sin perder sus propiedades.

Permiten trabajar mejor con la tipografía

Aquellos particulares o empresas que necesiten hacer un trabajo tipográfico, deberían operar siempre con el formato vectorial. Así podrán adaptar las dimensiones y los estilos a sus exigencias, consiguiendo la máxima calidad.

Ventajas del formato vectorial

¿Quieres saber por qué deberías trabajar con imágenes vectorizadas? Estas son algunas de las ventajas de hacerlo:

1) Sin pérdida de calidad

Cómo ya te he enseñado, las imágenes vectorizadas dependen de fórmulas matemáticas que se irán calculando cada vez que hagas una operación. La teoría dice que es posible escalar una imagen vectorial sin límites.

Si estás trabajando con una imagen de píxeles, por muy buena calidad que tenga, llegará un momento en el que se distorsionará, perdiendo calidad y nitidez.

2) Se reduce espacio de almacenamiento

Aunque esto dependerá de cada imagen en sí misma, lo más normal es que las imágenes vectoriales ocupen menos espacio que las imágenes convencionales.

También es cierto que una imagen vectorial es mucho más simple que una de píxeles (suelen estar formadas por colores planos, o por degradados muy sencillos).

3) Modificables en cualquier momento

Aquellas imágenes formadas por vectores pueden guardarse de esta manera (con el formato correspondiente), para poder editarse en el futuro. Siempre y cuando no se cambie el formato a uno que se base en píxeles, las podremos seguir modificando.

4) ¿Animación?

Además, según qué formato vectorial de imagen, encontramos algunos que admiten una cierta animación. Esto es posible debido a operaciones sencillas como de rotación o traslación (no requiere de muchos recursos por parte del sistema informático).

Lo que realmente se hace para conseguir esta animación es modificar las coordenadas de los vectores en un sistema de ejes X, Y (para imágenes en 2D) y de X, Y, Z (para imágenes en 3D).

Aplicaciones de vectorizar una imagen

Vectorizar imagen puede ser muy práctico en diferentes áreas, pero suele ser más habitual del sector del marketing online y físico. Por ejemplo, es muy ventajoso tener el logotipo vectorizado.

  • Permite imprimir en gran calidad: son muchos los soportes en los que una empresa puede necesitar imprimir su logotipo o publicidad (quizá en un gran cartel, en una tarjeta de visita, también es posible que lo quiera colocar en su web, en correos electrónicos, etc.).

Si se comete el error de pedir a un diseñador que cree el logotipo adaptado para un folio A4, y es una imagen de píxeles, perderemos calidad en cuando lo tengamos que imprimir más grande o más pequeña.

Quizá esta pérdida de calidad no sea tan notable… por lo menos no hasta que la diferencia entre el tamaño inicial y el tamaño final sea considerable.

Al vectorizar imagen nos podemos olvidar de la típica respuesta de el logotipo se ve pixelado, cuando lo mandemos a impresión.

  • Más fácil de modificar: si tienes que adaptarlo a otro fondo que no sea blanco, o cambiar algunos colores, lo tendremos más fácil de modificar si es una imagen vectorial, que si no lo es. Una imagen convencional, con formatos con JPG o PNG, tendrán que ser recortadas para cambiar colores en el fondo, o de cualquier otra parte. Será más fácil de modificar si hemos conservado el archivo fuente (como .PSD de Photoshop), pero también estaremos limitados).

Como ya te he enseñado, con las imágenes vectoriales podrás hacer tantas modificaciones como tengas. Siempre que conserves el formato, no habrá ningún problema.

  • Más fácil de enviar: hay un criterio que se tiene muy en cuenta en el ámbito del diseño web, y es el peso de los archivos. Si se intenta enviar un e-mail con un logo que mide más de la cuenta, habrá problemas: puede que se sobrecargue el espacio de correos electrónicos del cliente, que el servidor lo clasifique como spam, o que le cueste mucho descargarse.

Si el logotipo está trazado, el peso se reducirá de forma notable.

¿Cómo vectorizar una imagen?

Ahora que ya conoces las ventajas de vectorizar una imagen, es posible que te hayas decidido a hacerlo. Si ya llevas tiempo utilizando un logotipo basado en un sistema de píxeles, es muy posible que hayas tenido alguno de los problemas que ya hemos descrito.

Recuerda que esto también te puede servir para lanzar campañas publicitarias.

Si quieres vectorizar imagen, mi recomendación es que confíes en una empresa de negocios online que se especialice en este tipo de trabajo. Aquí te voy a enseñar un pequeño tutorial que te puede servir para vectorizar imágenes sencillas… pero si lo que buscas es calidad y un trabajo profesional, busca a profesionales.

Para hacer este tutorial necesitarás 2 herramientas: Adobe Photoshop e Illustrator.

1) Adobe Photoshop

Vamos a suponer que tenemos un dibujo en blanco y negro, compuesto por líneas, que queremos vectorizar. Lo deseable es que el fondo fuese blanco neutro, pero sabemos que no siempre es así. Puede que hayas hecho un dibujo en una hoja en blanco y, al escanearlo para meterlo en el PC, tengas unas marcas en la parte de atrás.

Para quitarlas, abre Adobe Photoshop y sigue estos pasos:

  1. Abre la imagen en Photoshop.
  2. Accede a la opción de Imagen -> Ajustes -> Niveles.

Lo que vas a hacer en este apartado es saturar los blancos. Esto es mucho más fácil de conseguir de lo que parece: será cuestión de desplazar el selector de la imagen hasta evitar que el espectro no tenga registro. En otras palabras, para conseguir que las marcas citadas desaparezcan.

  1. Termina guardando la imagen.

2) Adobe Illustrator

Pasamos a Adobe Illustrator, que va a ser la herramienta que usarás para hacer la vectorización.

  1. Empieza creando un documento nuevo (este paso es importante, ya que no vale con abrir el anterior).
  2. Pulsa en la opción de Archivo -> Colocar y selecciona la imagen que has guardado en el paso anterior.
  3. Busca la opción de calco de imagen (situada en la barra de herramientas superior) y luego sobre Expandir.
  4. El resultado de este proceso será una imagen agrupada. Tan solo tendrás que desagruparla para conseguir una imagen con formato vectorial.

Ahora ya la podrás editar a tu antojo.

Formatos vectoriales más comunes

A lo largo del artículo he hecho mención a la importancia de conservar la extensión del formato vectorial para que todavía pueda seguir editándose. También he citado algunas de las más importantes, pero voy a detallarlas para que puedas conocer sus diferencias.

  • .AI: es el formato propio del programa Adobe Illustrator. Si usas esta herramienta, cada vez que crees un proyecto, edites o guardes, el formato que se crea tiene esta extensión. No se puede usar para uso externo sino que ha sido diseñado para utilizar tan solo para Illustrator. Tampoco es el archivo que generas si lo que quieres es compartirlo con el cliente.
  • .EPS: es un archivo propio de las imágenes vectoriales. Está formato por fórmulas matemáticas que hacen posible la redimensión de las imágenes. Aunque está preparado para ser impreso, no se utiliza en el ámbito del diseño o servicios web en general. Si se quiere usar en la web, previamente habrá que transformarlo en otros formatos, como puede ser JPEG, GIF o PNG.

También son utilizados a nivel interno, siendo compatibles con cualquier programa de ilustración vectorial (también con Adobe Illustrator).

  • .SVG: el formato SVG es el más habitual para poder utilizarlo en la web. Su principal ventaja es que es compatible con los navegadores, además de resultar ligero para no sobrecargar los servidores ni las conexiones de Internet de los clientes. Está pensado más bien para uso externo.
  • .PDF: como curiosidad, el formato PDF se utiliza tanto para el mundo online, como para la impresión. Su principal particularidad es que se tratan de prácticos contenedores que pueden tener tanto imágenes vectoriales, como imágenes basadas en píxeles.

Es raro que se incruste directamente el formato PDF en una página (aunque es posible hacerlo), si no que lo habitual es ofrecerlo como un archivo de descarga aparte.

También se puede utilizar para impresión, aunque no es el formato predilecto por las imprentas. Presenta el problema de que deben ser arreglados, cortados y ensamblados, antes de poder utilizarlos.

  • Recomendación: lo más recomendable es tener varios formatos del mismo elemento de diseño. Podrías tener el formato vectorial para imagen en formato EPS, pero también una copia de la misma en formato PNG o GIF para web, incluso hasta incrustar ambos tipos en PDF. Dependiendo de las necesidades de la empresa, apostará por uno u otro formato.

Las mejores herramientas para vectorizar una imagen

Aquí tienes una relación de las mejores herramientas que puedes utilizar para vectorizar la imagen que quieras:

Vextractor

Un software avanzado que convierte dibujos, mapas, logotipos o ilustraciones a un formato vectorial de imagen. Una vez que ha hecho la conversión, puede exportar el archivo a formatos como EMF, AI, EPS, WMF, DXG o SVG.

Inkscape

Una aplicación de código abierto que también tiene soporte para la gran mayoría de formatos vectoriales.

Es la mejor opción para ilustradores o diseñadores que no tienen mucho tiempo. Incluso hasta es perfecta para particulares.

Magia Vectorial

Un software rápido de vectorización de imágenes que permite convertir de manera automática a formatos como EPS, SVG o PDF. Funciona en línea, por lo que no requiere de descargar nada en el PC.

Vectorizador

Y terminamos con Vectorizador, una herramienta muy sencilla que permite la exportación en formato SVG. Es compatible con BMP, JPEG o BMP.

 

Vectorizar imagen es algo imprescindible el mundo online y offline, tanto para empresas que buscan publicitar productos/servicios o su marca, como para particulares. Aunque la información de este artículo te puede servir para vectorizar las imágenes por tu cuenta, te recomiendo confiar en una empresa especializada para obtener la máxima calidad.