Guía para Diseñar un Banner Atractivo

0
78
Guia diseñar banner atractivo

Índice de Contenidos

Un banner es un tipo de anuncio publicitario, de los más interesantes que podemos encontrar en la red. De la misma forma que ocurre con los medios impresos, el banner ocupa un determinado espacio en la página web. El objetivo de este recurso es dar a conocer una empresa, servicio o producto y conseguir que el cliente potencial haga clic en la publicidad.

En las siguientes líneas aprenderás cómo hacer un banner, pero antes de esto conocerás algunas particularidades de los mismos. Y si no quieres complicarte la vida a la hora de diseñar un banner, puedes confiar en profesionales expertos como Dipe.

¿Qué tipos de banners existen?

Los banners se asientan sobre lo que se conoce como un servidor de anuncios; es un tipo de programa que permite, entre otros ajustes, rotar el banner. Esto significa que, si el usuario visita la página en varios momentos, es posible que se encuentre con un banner diferente.

Algunos servidores de anuncios son capaces de controlar las búsquedas del usuario en la red a través de las cookies. De tal manera si, por ejemplo, este usuario ha estado buscando zapatillas, los banners le devolverán anuncios de zapatillas.

A continuación, te explicamos los principales tipos de banners que existen:

Es el banner más básico que te encontrarás en la red. De hecho, está tan extendido que la gran mayoría de las empresas hablan de él para referirse a cualquier publicidad en Internet.

El tamaño del mismo es de 468 x 68 píxeles y lo más habitual es que cuente con un enlace; en el momento en el que el usuario hace clic sobre el mismo, se abrirá una web.

Sin embargo, algunos usuarios aseguran que este tipo de banner no es el más recomendado para su sitio debido a que es bastante pequeño como para atraer al público. Por fortuna, existen otros tipos de banners.

Guia diseñar banner

Superbanner

También conocido como megabanner. La principal diferencia en comparación con el tipo de banner anterior es el tamaño: este tipo alcanza los 728 x 80 píxeles, por lo que es capaz de captar realmente la atención del usuario.

Se adapta a la gran mayoría de las páginas actuales e, incluso, puede variar el tamaño a conveniencia.

Este espacio extra se suele aprovechar para reproducir contenido como vídeos, animaciones o sonidos, haciendo que la publicidad sea mucho más versátil.

También es posible tener un diseño de página web tal que, al pasar el ratón por encima del banner, este se expanda.

Minibanner

El minibanner tiene un tamaño de 234 x 60 píxeles, además de contar con un diseño más sencillo, o solamente texto. Rara vez tendrá alguna animación.

También se puede encontrar en otros tamaños, como en 120 x 60 o en 90 x 90 píxeles. Actualmente, se considera como un tipo de banner obsoleto.

En el caso de que no se quiera trabajar con un banner, la mejor opción es el text-link. El único problema que tiene es que está limitado a 30 caracteres, por lo que tampoco se suele usar mucho.

No es un banner como tal, pero era interesante hacer referencia a él en este listado por su utilidad como reclamo publicitario.

Interstitial

No suele ser un medio demasiado provechoso para el anunciante; es un tipo de publicidad intrusiva que puede llegar a ocupar toda la pantalla. Su tamaño es de unos 800 x 600 píxeles y se suele abrir en el centro.

Lo más común es que tan solo se ejecute cuando se entra a la web por primera vez, o bien cuando cambiamos de sección.

Se puede cerrar pulsando la cruz en la parte superior del banner, pero resulta muy molesto hacerlo.

Skyscraper

Finalmente, tenemos el skyscraper (que se puede traducir al español como rascacielos). Resulta muy práctico para colocarlo en el sidebar de las páginas web (en los laterales).

El tamaño suele ser de 120 x 600 píxeles, aunque también es posible encontrarlo en tamaños mayores (como de 160 x 600 píxeles).

Con unas nociones de diseño gráfico podrás identificar mejor las medidas antes de colocarlos.

Ventajas para una empresa de usar banners

Podrás conocer todavía mejor la importancia de los banners, conociendo sus ventajas principales:

  • Te permitirán vender más. Supone una buena manera de ampliar la cobertura de publicidad.
  • Da salida a productos y servicios nuevos. Si estás lanzando un producto o servicio nuevo, que nadie conoce, tampoco se podrá buscar. Los banners ayudan a darle difusión.
  • Extienden la imagen de la marca. Pueden servir para que el cliente potencial relacione la marca con los productos que aparecen en los banners.
  • Te ayudan a conseguir una “segunda oportunidad”. Si no se ha conseguido la conversión en la web (como una venta del carrito de compra), con los banners hay un nuevo intento al enlazar directamente con el artículo o servicio.
  • Adaptación a móviles. Se adaptan a todo tipo de dispositivos, tanto a ordenadores como móviles o tablets.

Consejos de diseño para crear un banner atractivo

Ahora que ya conoces la teoría básica, puedes seguir leyendo para descubrir cómo crear un banner paso por paso:

1. Elección del tamaño

Para conseguir el mejor rendimiento, es importante determinar cuál es el mejor tamaño para nuestra web. Estos son los más recomendados según los expertos:

  • 300 X 250 px. Medio rectángulo, con proporción casi cuadrada, recomendada para dispositivos móviles.
  • 360 x 280 px. Rectángulo grande, frecuentemente usado para colocarlo al final de una web.
  • 728 X 90 px. Leaderboard, recomendado para encabezados o pie de artículo.
  • 300 X 600 px. Banner de media página, capaz de condensar mucha información.
  • 320 x 100 px. Muy recomendable para móviles.

2. Unificación de elementos

De la misma manera que a la hora de dar forma al diseño de una página web, existen ciertos objetivos clave que deben identificar y unificar:

  • Logotipo. El logotipo tiene el objetivo de hacer que el banner tenga el valor de la marca. Tiene un gran protagonismo visual de cara al cliente.
  • Valor. Debes pensar en el motivo por el que un cliente debería hacer clic en el banner, en el beneficio que va a obtener si lo hace. Cuando lo pienses, llegarás a la conclusión de que debería incluir información relevante para el usuario, ofertas y promociones, precios especiales, productos que se acaben de lanzar. Además, debe haber sido diseñado para captar la atención con rapidez, y no despistar.
  • Llamada a la acción (CTA, call to action). Finalmente, también debes preguntarte lo que debe hacer el usuario para conseguir ese valor, y aquí es donde entra en juego la llamada a la acción. Por lo general, son frases del tipo: Haz clic aquí, Descarga ahora, Pide más información

3. Simplifica el banner

Cuanto más simple sea el banner, mucho mejor. Puedes dedicar todo el tiempo que quieras a crear el banner, pero tan solo vas a tener un segundo para captar la atención y conseguir que se transmita el mensaje. Presenta tu idea de manera sencilla y conseguirás mejores resultados.

4. Aisla el contenido

El banner debe estar aislado en un borde, para que se pueda diferenciar del resto de contenido de la web. Esto tiene su razón de ser: está demostrado que nuestros ojos se van a sentir mucho más atraídos por los mensajes que están bien delimitados.

El cerebro funciona de una manera muy curiosa ante este tipo de contenido: lo interpretará como un contenido aislado y le dará mucho más valor.

Para ello, solo tienes que añadirle un sencillo borde al banner publicitario.

5. Apuesta por textos que sean fáciles de leer

¿Te preguntas cómo puedes aprovechar esos escasos segundos que tienes, antes de que el cliente potencial pierda el interés, para que pueda captar mejor la información? Una correcta elección de los textos también es crucial. Debes elegir textos que se puedan leer al instante.

  • Se recomienda elegir diferentes tipos de tamaños para los textos. Siempre y cuando haya suficiente espacio en el banner, el tipo de texto que dará forma al mensaje principal será más grande, y el texto que complemente la información será más pequeño.
  • No se recomienda ni escribir más de 4 líneas por banner, ni usar fuentes demasiado finas (como las de escritura manual o cursiva) o tamaños de menos de 10 pt. Otro error muy común es usar las mayúsculas para destacar el texto; recuerda que esto es como gritar en Internet, y está prohibidísimo.

6. Adapta el diseño a la página de destino

Aquí solemos cometer un error muy importante. En la red hay muchos generadores de banners que nos permiten conseguir un estilo muy llamativo, aunque tienen un gran problema, y es que no tienen nada que ver con la página a la que dirigen.

Imagina, por ejemplo, que tienes un banner de YouTube para enlazar a la plataforma de vídeos, pero con unos colores y estilo completamente diferentes. El problema de esto es que se produce una ruptura de diseño. El usuario se puede sentir confuso y abandonar la web, por lo que habremos perdido el tiempo.

Es complicado encontrar el mismo esquema de color y fuentes que se adapten a la página de destino. Por fortuna, expertos como Dipe te pueden echar una mano con esto, creando un banner atractivo que esté en sincronía con la estética de la página del destino.

7. Peso del banner

Google tiene muchas restricciones en relación con el peso del banner. Teniendo en cuenta la importancia que dan sus algoritmos al peso de la página en general, habrá que encontrar la forma de reducirlo, pero sin perder calidad.

Lo realmente interesante es que no supere los 150 kb y que esté lo más optimizado posible.

El formato PNG te ofrecerá la calidad que necesitas, pero no es el más recomendado si en el banner van a aparecer fotografías. En este último caso, apostaremos por el JPG.

Puedes probar a reducir la calidad de la imagen en un determinado porcentaje, intentando conseguir el equilibrio entre una buena calidad y un reducido peso.

8. El truco del mensaje de urgencia

Nos gusta la sensación de urgencia cuando vamos a comprar. Si te plantean el dilema de que si no compras ese artículo se va a agotar de un momento a otro, puede que no lo termines comprando, pero seguro que te piensas dos veces si estás a punto de perder la gran oportunidad de tu vida.

Los mensajes del tipo ahora o nunca, pocas unidades o plazas limitadas y textos por el estilo suelen funcionar bastante bien. El usuario identificará que se trata de un chollo, aunque lo más probable es que tan solo funcione si lo es realmente.

9. Selección de colores

Teniendo en cuenta la importancia que tienen los colores del banner, aquí tienes una recopilación de los mejores consejos relacionados:

  • No abuses. No deberías usar más de 2 o 3 colores, ya que solo así tendrás un diseño simple, pero que atraerá al mismo tiempo.
  • Colores relacionados. La elección de los colores tiene que estar relacionada con tu marca, oferta, producto o servicio. Deben de existir una concordancia entre el banner y la página de destino, como ya se ha comentado.
  • Colores para evocar emociones. Hay muchos estudios que concluyen que los colores afectan a las emociones y a nuestros comportamientos. Puedes investigar más sobre marketing online y diseño gráfico para saber que colores te pueden funcionar mejor.

10. Errores que debes evitar

Finalmente, aquí tienes algunos errores que pueden tirar horas de trabajo por la borda a la hora de crear un banner.

  • Usar demasiado texto en muy poco espacio.
  • Abusar de efectos especiales para intentar sobresalir del resto del contenido de la web.
  • No tener claro el objetivo que se persigue con el banner.
  • No elegir correctamente el banner que mejor se adapta a la web.
  • No contratar a una empresa especializada para que se encargue del diseño.

Crear un banner publicitario puede parecer una tarea sencilla, pero es muy fácil meter la pata si no se siguen las pautas que acabamos de explicarte. En marketing digital y diseño gráfico siempre es mejor recurrir a profesionales que aporten su experiencia para no perder tiempo y dinero. Al fin y al cabo, de lo que tú debes preocuparte es de que lo que ofreces cumpla con las expectativas de tus clientes o usuarios.

No hay comentarios

Dejar respuesta